Diego Ricol: Caupolicán Ovalles relata la historia de «Memorias de un soldado»

Caupolicán Ovalles estudió cine y televisión en Italia y en Venezuela se ha desempeñado en varias actividades en diversas producciones audiovisuales nacionales e internacionales.

Memorias de un soldado fue su primer largometraje como realizador y está basado en la autobiografía de Braulio Fernández, un soldado que peleó tanto en las filas patriotas como en las realistas.

Este relato fue rescatado en 1895 por Víctor Manuel Ovalles (bisabuelo del propio cineasta), y luego publicado en 1967 por la familia Ovalles en ocasión del sesquicentenario de la batalla de Boyacá, bajo el título “Alto esa Patria hasta Segunda Orden”.

«Es una historia que nace de una investigación que inició mi bisabuelo hace 140 años que fue a buscar los últimos testimonios de los soldados que había luchado en la Guerra de Independencia y en la Guerra Federal, consiguió un libro que se mantuvo en mi familia y mi padre lo publicó en 1967», destacó el director.

Ovalles explicó que trabajaron durante tres meses para que los actores se ubicaran espacial y temporalmente en el contexto de la historia, donde aprendieron a montar caballo, a pelear siguiendo el ejemplo de la lucha del garrote larense, revisaron los periódicos de la época y se adentraron en los libros sobre esos años de la lucha independentista.

El realizador opina que precisamente una de las cosas más importantes de la película es ver la Guerra de Independencia desde la óptica de un héroe anónimo, «un soldado que fue patriota, cae prisionero, pasa al ejército realista y luego vuelve por sus convicciones», agregó.

La película fue una coproducción con la Villa del Cine, y contó también con financiamiento del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC).

La cinta, protagonizada por Marisa Román y el premiado actor Erich Wilpret, se llevó tres premios en el Festival de Cine Venezolano 2012 y fue seleccionada para ser proyectada como parte de la sección “Spectrum” del Festival Internacional de Cine de Shanghai y luego fue estrenada en Pekín, capital de la República Popular China.

 

Ver fuente

Comentarios cerrados.