¡IMPRESIONANTE! “Hijo por hijo”, el cortometraje que sorprende en el FICG

El cine nacional sigue extendiendo sus alas hasta numerosos rincones internacionales. En esta ocasión, es el cortometraje venezolano del director Juan Avella, Hijo por hijo, el cual estará figurando en diversos festivales extranjeros. La noticia emociona a todo al que la lee puesto que este corto tuvo su estreno mundial en la gran patalla mexicana, gracias al Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG).

Supone todo un orgullo para el país entero ver cómo el talento venezolano es tomado en cuenta por otras culturas y expresiones ajenas a nosotros. Se tiene entendido que dicho corto venezolano estuvo presentándose en tres proyecciones; la primera tuvo fecha el pasado lunes 13 de marzo, la segunda se estrenó el martes 14 de marzo y la tercera el miércoles 15 de marzo. Según las diferentes críticas el público respondió de forma positiva.

Diego Ricol Freyre - Cine venezolano

Entre otros detalles por compartir, el corto venezolano también participará Recontres du Cinema Sud-Americain de Marseille. Asimismo contará con el apoyo de San Diego Latino Film Festival, Florida Film Festival (éste brilla por ser calificativo a los Oscars), Phoenix Film Festival Ashland Independent Film Festival y Riverside International Film Festival. En este sentido, son muchos los festivales que estarán apostando por la participación de este film venezolano, el cual cuenta con la producción de Sharon Waich.

Es una historia atrapante, atractiva, y está inspirada en el film Locke. Imaginen que un secuestrador venezolano es abandonado por el destino y su vida da un vuelco inesperando para todos los espectadores, puesto que su última víctima decide secuestrar a su hijo por motivo de venganza.

Diego Ricol Freyre - Cine venezolano

Juan Avella compartió que “como director venezolano, quería condenar el secuestro y presentarlo de una forma distinta. Quería retratar a los secuestradores como seres humanos complejos, humanizarlos de cierta forma, pero nunca glorificándolos. Pero lo que más me intriga era darle al criminal un sabor de su propia medicina, y forzarlo a explorar la montaña rusa emocional que inflige en los demás”.

Ver fuente

Artículos Relacionados

Comments are closed.