Diego Ricol: Federica Arévalo una venezolana que dejó sus huellas en los Oscar 2019

La venezolana Federica Arévalo formó parte del equipo del filme Green Book quien ganó como la mejor película del año en la ceremonia de los Premios Oscar 2019; donde también logró alzarse con la estatuilla en las categorías de mejor guión original y mejor actor de reparto por el trabajo de Mahershala Ali.

 

Federica Arévalo se ha ido abriendo paso en el competitivo mundo de las artes audiovisuales. Prueba de ello es su trabajo como supervisora de script en Nueva York (Estados Unidos) como cineastas de la talla de Brian A. MillerBrett DonowhoDaniel Powell Jim McKay.

Es comunicadora social graduada en la Universidad Monte Ávila en Venezuela y cineasta egresada de la London Film Academy. Además, es la hija de la actriz venezolana Amanda Gutiérrez.

Federica Arévalo se ha ido abriendo paso en el competitivo mundo de las artes audiovisuales. Prueba de ello es su trabajo como supervisora de script en Nueva York (Estados Unidos) como cineastas de la talla de Brian A. MillerBrett DonowhoDaniel Powell Jim McKay.

Es comunicadora social graduada en la Universidad Monte Ávila en Venezuela y cineasta egresada de la London Film Academy. Además, es la hija de la actriz venezolana Amanda Gutiérrez.

Esta joven venezolana ha trabajado como supervisora de script para estrellas de Hollywood como Bruce Willis, Idris Elba, Sascha Baron CohenPenélope Cruz, Mark Strong y Michael Shannon, entre otros.

“Soy el segundo par de ojos del director y permanezco a su lado durante todo el rodaje, viendo el performance, los ángulos de cámara y todo lo demás; la continuidad, que no haya nada fuera de lugar, que los actores estén diciendo correctamente su diálogo en el momento que les toca, que la puerta esté cerrada, que la cartera esté en el hombro que debe estar, que el vaso de agua esté en el mismo nivel”, explicó Arévalo.

Asimismo, señaló que en caso de que haya alguna equivocación durante el diálogo en la grabación, se debe de corregir, pero sin destruirle el orgullo. “Me corresponde anotar todo lo que se graba para el editor, el tamaño del plano, la configuración de la cámara, el tiempo (tomo el tiempo de la escena con un cronómetro) y mil cosas más que a veces parecen más complicadas que la física cuántica”, describió.

Su experiencia en el set de grabación le ha permitido conocer más sobre las diferentes personalidades con las que ha compartido. Estima que algunas de esas figuras constituyen un ejemplo a seguir para las futuras generaciones por su gran humildad y calidad humana.

Otro de los proyectos en los que trabaja la venezolana, es @VerdeisBetter, motivada por el exceso de comida rápida que se suele consumir cuando se prepara una producción, realiza su proyecto Verde Is Better, en el que combina lo audiovisual con una alimentación sana.

 

Ver fuente

Comments are closed.